Del mismo modo que el símbolo de « inflamable », el triangulo táctil permite advertir a las personas con deficiencias visuales de la necesidad de seguir ciertas precauciones a la hora de utilizar estos productos y complementan de esta manera las demás informaciones ya presentes en braille en nuestros envases.