Enebro

Cade, o enebro salvaje, crece en forma silvestre en el monte de la Provenza. En el pasado, los pastores tenían el secreto de la destilación de la madera, utilizaban el precioso aceite de Cade para proteger la cara y las manos contra el viento y el sol. Cortaban las ramas de enebro salvaje y un gran fuego se encendia, lo que provocaba que la madera sacara un aceite de color negruzco con propiedades de curación y fortificación. Este aceite se utiliza mucho para tratar las heridas de los animales. Esta destilación ha sido tradicionalmente un proceso tradicional en la cría de ovejas y de cabras. 

Trazabilidad 
El Cade orgánico que utilizamos proviene de una de las numerosas zonas de recolección de los Alpes de Haute-Provence, cerca del pueblo de Le Chaffaut. Los troncos se cortan en pedazos pequeños y luego se destilan para producir aceite esencial de Cade orgánico certificado por Ecocert. 

Fascinado por las plantas de Cade, el especialista en madera de L'OCCITANE, Jean-Louis Delfourse se pasea en los Alpes de Haute-Provence para localizar arbustos de Cade escondidos en el monte.Con su ojo experto, encuentra fácilmente y los recoge para L'Occitane. 

"Cade me recuerda mi infancia cuando mi padre trabajaba con ella en su taller, yo podía oler toda esta madera"

Eficacia patentada 
L'OCCITANE ha desarrollado un complejo patentado que cumple con las necesidades específicas de la piel del hombre: además de sus propiedades purificantes y tonificantes, ayuda a fortalecer, regenerar y proteger la piel. 

¿Sabías que? 
La recolección de cade contribuye a la conservación de la tierra y la prevención de incendios. De hecho, el CADE es un arbusto cuyo rápido crecimiento puede ser perjudicial para otras especies de plantas y también puede aumentar el riesgo de incendios forestales.

Descubra la colección de Enebro para el hombre