Minuto de belleza: ¿cómo combatir el jet lag?

Aunque las vacaciones a menudo se asocian con viajes, también pueden ser sinónimo de trayectos en avión más o menos largos. Descubre los consejos de L’Occitane para estar perfecta incluso después de una estancia en las alturas. Llevar bien la diferencia horaria pronto dejará de ser un secreto para ti
Por Mélissa Darré

Contrarrestar los horarios anticipadamente

Incluso antes de poner un pie en el avión, ya es el momento de adaptarte a los horarios locales de tu destino. Dos o tres días antes de la salida, modifica progresivamente tu ciclo de sueño, especialmente si viajas a un destino lejano. Cuantas más zonas horarias atravieses, más propensa serás al jet lag. Al desplazar media hora al día la hora a la que te acuestas y te levantas, permites que tu reloj interno se ajuste mejor a este cambio. ¿Una ayudita? Vaporizada en tu habitación, la Bruma de almohada Aromacología es ideal para conciliar el sueño. 

Hidratarse bien

Pasar varias horas en una cabina presurizada no deja de tener efecto en el organismo. El aire del ambiente, especialmente seco, suele secar la epidermis. Así que piensa en comprar una botella de agua antes del embarque. Además de hidratarte interiormente, es conveniente hidratar tu piel en la superficie lo más a menudo posible, gracias a la Bruma Confort de rostro, enriquecida con karité calmante. Durante todo el vuelo, no dudes en mimar también tus manos con ayuda de la Crema Karité, y los labios con el Tratamiento Pivoine Transparente.

Comer de forma ligera

Evita los platos demasiado pesados a bordo. Opta por una comida ligera, mientras sigues bebiendo mucha agua para que no se debilite el estómago. Y, sobre todo, adapta la elección de los alimentos para recuperarte del desfase horario con más rapidez. Si tienes previsto llegar al destino en las primeras horas del día, es mejor apostar por las proteínas para recuperar la energía. Por el contrario, un menú rico en hidratos de carbono te permitirá caer en los brazos de Morfeo en un instante. ¿Te apetece un tentempié? Opta preferentemente por las frutas frescas o las barritas de cereales. 

Moverse regularmente 

No hay nada peor que estar sentado en un asiento, a menudo demasiado estrecho, de un avión durante horas. Para evitar la sensación de las piernas cansadas, calambres o dolor de espalda, no dejes de levantarte cada media hora. Al caminar unos pasos por el pasillo, estimularás la circulación sanguínea. Beber tisanas con propiedades drenantes a base de plantas, masajearse suavemente las cervicales, etc., también son buenos trucos para sentirse bien en un abrir y cerrar de ojos. Sin olvidarse de optar por un atuendo informal —y medias de descanso— para sentirte plenamente a gusto.

Mimar tu rostro

Facciones cansadas, bolsas debajo de los ojos, piel apagada,... Tu rostro traduce rápidamente tu estado de fatiga después de un vuelo de varias horas, con o sin escalas. Por lo tanto, conviene subir a bordo sin maquillaje. Sin duda alguna: nada de decir adiós a tu rutina de belleza en el aire. Embarca con tus productos esenciales: una leche desmaquillante, una loción reequilibrante y una crema hidratante. Y para tener un cutis fresco al llegar, apuesta por la BB Cream Siempreviva para unificar y proteger tu piel gracias a su SPF30, así como la Mirada Divina Siempreviva para iluminar tus ojos.

Minuto de belleza: ¿cómo combatir el jet lag?
Minuto de belleza: ¿cómo combatir el jet lag?
Descubre los consejos de L’Occitane para estar perfecta incluso después de una estancia en las alturas
© GettyImages - Dave and Les Jacobs

Últimas Noticias

3 formas de degustar la rosa de una manera distinta

3 formas de degustar la rosa de una manera distinta

Reina entre las flores, la rosa es menos valorada en la cocina que en la cosmética o la perfumería. Y, sin embargo, tan bella como exquisita, esconde más de un as bajo la manga. La prueba está en estas 3 recetas que se salen de lo común.
Las playas más bellas de la Provenza

Las playas más bellas de la Provenza

Medio escondidas en una cala o situadas a dos pasos de la ciudad, las playas de la Provenza no tienen nada que envidiar a las de destinos más exóticos. Acércate a estas extensiones de arena fina y mar azul, que ofrecen bellas horas de relajación con los pies en el agua.
Las terrazas más bonitas de Provenza

Las terrazas más bonitas de Provenza

Floridas o umbrías, a orillas del mar o encaramadas en la montaña, las terrazas figuran entre esos lugares privilegiados en la temporada del verano. L’Occitane te desvela los mejores lugares de Provenza donde relajarse durante una pausa soleada.