Los parabenos son conservantes, es decir, moléculas que permiten luchar contra la contaminación microbiológica de las fórmulas cosméticas. Todas las fórmulas necesitan conservantes para poder ser utilizadas en condiciones normales (productos que se mantienen en el cuarto de baño, productos en contacto habitual con las manos). En L’OCCITANE siempre hemos utilizado parabenos en dosis muy fiables, como complemento de nuestros aceites esenciales activos, para evitar la proliferación de bacterias : entre 0,3% y 0,5%, mientras que las legislaciones internacionales permiten hasta un 0,8%. Nuestro principio de precaución nos impulsa, siempre que sea posible, a reemplazar los parabenos por otros conservantes cuyos riesgos toxicológicos hayan sido bien evaluados. De este modo, desde el año 2005, la mayoría de nuestros productos nuevos están formulados sin parabenos y hoy en día, alrededor del 80% de nuestros productos no tienen parabenos.