Para asegurar que nuestros consumidores pueden utilizar nuestros productos en las mejores condiciones, se da una fecha de caducidad de los productos sensibles, es decir, productos para bebés y productos orgánicos. Otros productos, con una durabilidad de más de 30 meses, no están obligados a llevar la fecha de caducidad. En este caso, el Período después de abrir (PAO) aparece el símbolo en el producto e indica el número de meses en los que el producto pueda seguir utilizándose con una eficacia óptima, después de la apertura, en condiciones normales de uso. Este símbolo no aparece en los productos donde no hay riesgo de deterioro (eau de toilette, muestras, etc.).