Las fórmulas certificadas como Orgánico más a menudo contienen un cierto número de sustancias potencialmente alergénicas, debido a su alta concentración de aceites esenciales y aguas florales. Por lo tanto, no pueden calificarse hipoalergénicos.